Con dos copas de más

Ponerse un grano de café debajo de la lengua, tomar azúcar, beber agua, hacer flexiones, una cucharada de aceite de oliva o tapar la entrada de aire del alcoholímetro con la lengua,…. Todos hemos oído consejos similares para no dar positivo en un control de alcoholemia. Lo siento, no funcionan.

Lo mejor es no consumir alcohol si tienes que conducir, pero como una cosa es la teoría y otra lo que pasa un sábado por la noche… aquí tienes una serie de consejos ante un control de alcoholemia:

Nunca te niegues a realizar la prueba. Nunca. La pena es muy superior y no vas a evitar la retirada del carnet.

Nunca admitas a la policía haber bebido, nunca, los policías declararían posteriormente como testigos y añadirías una prueba más en tu contra.

No declares en sede policial. Y pide que asista un abogado.

Si no has llamado a tu abogado y decides declarar, asegúrate de lo que firmas, ya que el uso de plantillas que incriminan al conductor está muy generalizado en los distintos cuarteles y comisarías.

Si ya ha pasado mucho tiempo desde que has bebido y rozas el límite de la sanción administrativa (0,25) o para la apertura de una causa penal (0,60) en la prueba de aire aspirado, solicita el análisis de sangre. Mientras te trasladan, llegas a la comisaría o al hospital y te hacen la prueba, puede pasar el tiempo suficiente como para que baje tu tasa de alcoholemia. Por otro lado, si cuando te están haciendo la prueba de alcoholemia hace poco tiempo que has bebido, nunca pidas el posterior análisis de sangre, ya que la tasa en sangre del análisis suele ser un poco más alta.

Si alguien de tu confianza puede conducir e impedir la inmovilización de tu coche, que se lo lleve, puesto que la retirada del vehículo por la policía acarrea una sanción.

Si tu tasa de alcohol en aire aspirado es de más de 0,60, se iniciará un procedimiento penal, así que llama a un abogado, lo necesitarás para que negocie la pena con el fiscal y explique tus circunstancias.

No bebas, así no tendrás que recordar estos consejos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Con dos copas de más

  1. Sabela dijo:

    Además, añadir que cuando bebes y conduces no solo está en juego tu vida, sino que también lo están las vidas de todas y todos los que se cruzan en tu camino. Haz con tu vida lo que quieras pero deja la vida de los demás en paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s