Clausulas suelo.

Quiero impresionar a mis amigos y familiares estas Navidades: ¿De qué va eso de las cláusulas suelo?

Cuenta la leyenda que un comerciante florentino de la Edad Media quería comprar productos textiles venecianos, pero tenía dos problemas; por un lado, no disponía en ese momento del dinero para pagar y, por otro lado, los venecianos históricamente no se han fiado nunca de los florentinos, así que la cosa pintaba mal. Tras darle muchas vueltas, se le ocurrió la feliz idea de redactar un documento por la que una persona ordenaba a otra pagar una cantidad de dinero en una fecha fijada a un tercero, inventando así sin ser consciente de ello la letra de cambio.
Quizá la leyenda sea cierta, quizá no, lo que queda claro es que las prácticas mercantiles no han evolucionado mucho en los últimos años, se ha creado algún producto nuevo y se han perfeccionado otros, pero básicamente todo sigue igual.
Cuando uno iba a pedir una hipoteca le hacían mucho hincapié en el tipo de interés. Era un mantra que todos repetíamos, Euribor más uno, Euribor más tres. Todos sonreíamos cuando el Matías Prats de turno decía en el telediario de las tres que los tipos de interés bajaban e íbamos a pagar menos por nuestra hipoteca, ¿todos?, bueno, todos no;  a los bancos no les hacía mucha gracia, así que idearon una forma para que el cliente no se pasara de listo.
Inventaron e introdujeron en los contratos de préstamo hipotecario unas cláusulas que establecen un tipo mínimo de interés o tipo mínimo de referencia que impide que las bajadas del tipo de referencia se apliquen en su totalidad, hay un límite. Es decir, una cláusula suelo. Una cláusula que dice que por mucho que baje ese Euribor, tú vas a seguir pagando lo mismo.
Alguien pensó que eso era un abuso, y una sentencia europea le ha dado parte de razón, que más tarde ha sido ratificada por nuestro Tribunal Supremo.
¿Qué importantes conclusiones obtenemos?
-Las cláusulas suelo no son abusivas porque sí. SON COMPLETAMENTE LEGALES, siempre y cuando, y aquí está la clave, que hayan sido tratadas y explicadas como condiciones generales de la contratación y hayan sido comprendidas y aceptadas de manera explícita por el cliente.
– Las cláusulas suelo son anulables, es decir, se pueden quitar, y es una obligación de tu  banco el dejar de aplicarla. Si tu banco no lo hace, consulta a un abogado, que estará encantado de acudir al juzgado y aclararlo todo. Y así pagaras menos.
– El cese en la aplicación de estas cláusulas suelo debe partir del banco. Estas cláusulas han dejado de ser aplicadas por algunas entidades como BBVA o Santander, pero hay otras que todavía no lo han hecho.
– Las cantidades cobradas de más hasta la fecha no son reembolsables. Aquí hay mil casos, mil opiniones y soluciones encontradas, la Sentencia dice que la reintegración de las cantidades abonadas de más no será reembolsada automáticamente. Pero hay casos en los juzgados en los que SÍ SE ESTÁN DEVOLVIENDO ESAS CANTIDADES QUE HAS VENIDO PAGANDO DE MÁS. Para esto necesitas un abogado, no un blog.
Si además de ser el rey de la cena de Nochebuena explicando estas cosas, quieres solucionar realmente el problema y ponerte en manos de profesionales, ven a INMODEN COSTA y soluciona de manera efectiva éste y cualquier otro caso.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en bancos, hipotecas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s